HISTOIRE DES JUIFS DU MAROC PAR SOLY ANIDJAR

HISTOIRE DES JUIFS DU MAROC-CASABLANCA-RABAT-MAZAGAN-MOGADOR-AGADIR-FES-MEKNES-MARRAKECH-LARACHE-ALCAZARQUIVIR-KENITRA-TETOUAN-TANGER-ARCILA-IFRANE-OUARZAZAT-BENI MELLAL-OUEZANE
 
AccueilAccueil  CalendrierCalendrier  FAQFAQ  MembresMembres  S'enregistrerS'enregistrer  ConnexionConnexion  

Partagez | 
 

 Elie de Montalto Médico judío marrano de Portugal (1567-1616)

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas 
AuteurMessage
Soly Anidjar
WEBMASTER
WEBMASTER
avatar

Nombre de messages : 40905
Age : 65
Date d'inscription : 13/07/2006

MessageSujet: Elie de Montalto Médico judío marrano de Portugal (1567-1616)   Lun 14 Sep 2009 - 23:35

Cuando los judíos fueron expulsados por los Reyes Católicos, Portugal recibió una cantidad enorme de judíos que llegaron por diversos lugares, según el historiador español Julio Caro Baroja. Muchos de ellos se establecieron en las ciudades portuarias, principalmente Lisboa, que como centro de prestigio mundial contenía “una masa tal de cristianos nuevos en el siglo XVI que en si mismos constituían uno de los tres elementos fundamentales de su población” y eran considerados un sector de gente altamente capacitada. Un texto redactado en 1652 da cuenta que los mercaderes de seda y paño de la Rua Nova de Lisboa eran judíos en su mayor parte. Un censo establecido en Portugal 1631 para el cobro de impuestos a los cristianos nuevos nos informa que muchos se hallaban establecidos en los puertos y en las plazas fronterizas, desde el Algarve a las tierra del Miño, en el centro, Chaves en el Norte que eran los sitios más importantes además de Setúbal en las cercanías de Lisboa.
También eran famosos por sus ferias en la provincia de Alemtejo, Evora, Beja u Vilaviçosa. Había familias judías en los otros pueblos donde la manufactura de paños era muy importante, como en el norte, con Indanha a Nova, Alcains, Fundao, Castelo Branco, Penamacor, Covlha, Teixoso, Mello, Manteigas, Linhares, Celorico, Santa Marinha y Moimenta de Serra.

Una parte de la lana que utilizaban la obtenían de los ganados que poseían y otra la traían desde Castilla. Gran número de ellos eran de origen castellano, así como muchos de los que luego se instalaron en Castilla eran de origen portugués. Según el mismo historiador, el judaísmo había establecido fuertes pero no muy visibles lazos entre España y Portugal. Sin embargo cuando se llega a la historia de la primera mitad del Siglo XVIII, puede observarse que había una represión muy violenta en Portugal por parte de la Inquisición y que muchos judaizantes fueron quemados en los Autos de Fe de esa época.

Tanto Lisboa, como Coimbra, Erova y Braganza eran importantes centros inquisitoriales y esto determinó la ruina y despoblamiento de muchas tierras, que fue lo que sucedió en Beira Alta, Fundao, Covilha, Guarda y Lamego, lo mismo que Braganza, y muchos otros pueblos de Tras-os Montes, pues con la persecución sufrida por los cristianos nuevos desaparecieron con ellos las manufacturas que producían tan diestramente. No obstante tanta ruina Caro Baroja afirma que las tierras de Braganza y las fronteras del Duero, siguieron albergando generación tras generación familias aferradas al judaísmo. Otro problema padecido por las poblaciones de cristianos nuevos llegó con la ocupación napoleónica. Las turbas, acicateadas por los sacerdotes atacaron a esa población acusándola de simpatizar con las tropas francesas porque en general se suponía que los judíos simpatizaban con los ideales de la Revolución Francesa. Existía por ese tiempo un importante comercio, que era casi exclusivamente manejado por familias judías que se encargaban de la venta de las sedas, los pescados salados y el arroz llegados de Oporto, con las regiones limítrofes y con España.

Entre los judíos portugueses que alcanzaron nombradía internacional hallamos a Elie Montalto, nacido en Castello Branco y bautizado como Felipe Rodríguez, tercer hijo de Antonio y de Catalina Ayres. Eran una pareja de Criptojudíos de apellido Luna, de buena reputación y sólida condición económica. Parte de la familia, perseguida por la Inquisición abandonó Portugal en tanto que la otra permaneció allí. Nunca ninguno de ellos fue familiar (delator) del Santo Oficio, ni caballero de ninguna orden militar, ni miembro de la magistratura o de la iglesia porque no podían demostrar poseer pureza de sangre, también a través de ellos se observa que han conservado la práctica de la endogamia judía. Élie de Montalto se casó también en Castelo Branco con Jerónima de Fonseca que luego de abandonar Portugal se hizo llamar Raquel. Esta era de una familia muy distinguida, de médicos muy famosos, su padre Lope da Fonseca, fue médico de la reina Catalina de Portugal; su abuelo Manuel, también fue médico y una de las víctimas de las conversiones forzadas en 1497 en Portugal. También su hermana María, alias Sara Curiel era alguien importante, su marido era el médico Jerónimo Nunez Ramírez de Lisboa, hermano de Francisco de Vitoria, Obispo de Tucumán.

Élie de Montalto se halla en París en 1607, fue llamado “Doctor de Palestina en el Archivo del Estado de Florencia. Elíe tuvo que abandonar Francia por su condición de judío, la reina María de Medícis le dio una carta de recomendación para el Gran Duque de Toscana, Fernando I de Médicis, que lo toma como médico. Luego de Florencia Elie de Montalto se estableció en Venecia, donde pudo dedicarse a los estudios judaicos, como tantos marranos de su generación, convirtiéndose en uno de los más ardientes seguidores del judaísmo. La reina María de Médicis, le pidió que retornara a Francia para ser uno de sus médicos, la mayoría de ellos, los más famosos de París, habían muerto en un muy corto lapso de tiempo.

Élie de Montalto respondió a la reina Marie de Médicis: “que deseaba poder practicar libremente su religión judaica ”, por eso había “rechazado grandes ofertas que se le habían hecho en Bolonia, Mesina, Pisa… y que también se le había ofrecido la Primera Cátedra de Padua. Añadiendo que en un único acto, se podrá reconocer su intención, a saber que no recibirá ningún dinero el día de su observancia, es decir, el día del Sabat”. Marie de Médicis escribió también al Papa, Pablo V (Roma 1552 - Roma 1621) para obtener una exención que le permitiera tomar a su servicio a un hereje. La gracia fue acordada y Élie de Montalto fue así el único judío en la Corte francesa en practicar el judaísmo.

Élie de Montalto, acompañado de su esposa, y de dos de sus pequeños hijos, Isaac y Moise y de un joven judío italiano, Saul Lévi Morteira, llegó a París en 1612. Este joven italiano de 16 años trabajó probablemente para Élie de Montalto como Shojet. Más tarde en Amsterdam se convirtió, en maestro de la escuela de la sinagoga para luego convertirse en rabino de la Congregación Bet Iacov. Saul Lévi Morteira obtuvo renombre como predicador y escribió cierto número de textos polémicos en defensa del judaísmo atacando al catolicismo y al protestantismo. Pero sobre todo Saul Lévi Morteira ha sido conocido por su función de presidente del Tribunal Rabínico que excomulgó a Spinoza.

De 1613 à 1615, Élie de Montalto desplegó en París, una actividad religiosa importante, con la creación de una verdadera escuela de Estudios Hebraicos, ayudando a retornar al judaísmo a marranos de Portugal y judíos de Holanda con la colaboración de Saul Lévi Morteira, festejando con todos un Pesaj muy especial en 1615.

Este marrano nacido como cristiano murió como judío practicante en 1616. Fue la reina María de Médicis quien decidió que su cuerpo fuera embalsamado y llevado a Amsterdam, para ser enterrado en el cementerio judío de Ouderkerk .

La elección de Élie de Montalto como médico de María de Médicis y de Luis XIII, debe ser explicada dentro de las viejas leyendas que existían sobre la superioridad médica de los “Judíos de Creencia” sobre los judíos conversos. Esta leyenda está perfectamente demostrada cuando en 1538, Francisco I retorna de la entrevista de Aigues-Mortes y cae enfermo en Compiègne, rápidamente le pidió a Carlos V que le enviara un médico judío de España. Carlos le envía un judío converso al catolicismo que se jacta de su conversión con el rey Francisco I, inmediatamente éste se rehúsa a ser curado por un converso, convencido de que un médico cristiano no podría curarlo, por lo que hizo venir un médico judío de Constantinopla que curó al rey con leche de burra. Es en este sentido, que se puede considerar que Élie de Montalto representaba a los ojos de las supersticiosas damas florentinas una garantía contra el mal y la enfermedad, el guardián de su salud gracias a una de esas lujosas excepciones autorizadas por el catolicismo del siglo XVII a los niveles sociales más alto

Prof. Alicia Benmergui


Revenir en haut Aller en bas
http://solyanidjar.superforum.fr
 
Elie de Montalto Médico judío marrano de Portugal (1567-1616)
Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut 
Page 1 sur 1
 Sujets similaires
-
» J'ai appris le métier avec le Boogie Wonder Band - Gaya Michel Elie
» Le colonel Elie Michel a rejoint St-Michel
» nouveautés avec le logiciel gratuit ELIE
» Elie 5.3 (j'ai honte mais tant pis....)
» Qui connait le logiciel gratuit Elie

Permission de ce forum:Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
HISTOIRE DES JUIFS DU MAROC PAR SOLY ANIDJAR :: FORUM EN LANGUE ESPAGNOL ET EN HAKETIA -FORO EN ESPANOL Y HAKETIA :: VIDA JUDIA Y JUDIA MARROQUIE EN EL MUNDO-
Sauter vers:  
Créer un forum | © phpBB | Forum gratuit d'entraide | Contact | Signaler un abus | Forum gratuit